miércoles, 5 de noviembre de 2008

Los hijos actúan como jueces en los divorcios y los padres como niños

"En los procesos de ruptura matrimonial los padres suelen actuar como niños, el representante de la justicia suplanta la figura de los padres y los hijos menores de edad actúan como jueces, porque al final deciden las cosas", según Isabel Vilar, una de las directoras del III Simposium "La guarda y custodia de los hijos", que se desarrolla en Tenerife mañana y el próximo viernes, en el Centro de la Familia. Vilar explicó que, precisamente, el subtítulo de las jornadas tiene el siguiente eslogan: "jueces=padres; padres=niños, y niños=jueces", como resumen de lo que suele ocurrir en los procesos de divorcio. En este sentido, hizo hincapié en que son situaciones difíciles y los hijos, en ocasiones, logran algunos resultados que no coinciden con el interés del menor, sino con su capricho. Indicó que el simposium que comienza mañana "es un evento importante en el ámbito del derecho de la familia". Asimismo, precisó que ha existido mucha demanda para este curso, de tal manera que se han quedado fuera bastantes personas, después de haber cerrado las 150 plazas del aforo del lugar en el que se llevan a cabo. Esta actividad cuenta con profesionales expertos en materia de mediación familiar, como Trinidad Bernal Samper o José Manuel Aguilar, psicólogo forense y autor del libro "Síndrome de alienación parental". Isabel Vilar manifestó que todos los profesionales convocados cuentan con experiencia en la materia y se pondrán de manifiesto ejemplos prácticos de la vida diaria. En su opinión, es necesario que todos los profesionales que se relacionan con los casos de rupturas matrimoniales tengan un conocimiento real y de conjunto sobre cada una de las situaciones, "porque, en ocasiones, la ley se aleja de la realidad", precisó Vilar. "La idea es mover conciencias y aprender de las experiencias de otros, porque los distintos técnicos (trabajadores sociales, abogados, forense, policías o jueces) que intervienen de una u otra forma en los divorcios saben que no se puede oír sólo una versión, pero, en ocasiones, pueden inclinarse más hacia uno de los lados". Para aclarar algunos malentendidos, la experta tinerfeña apuntó que la ley indica que los hijos tienen derecho a ser oídos delante de un juez, independientemente de la edad que tengan, y, en todo caso, los mayores de 12 años, pero no por ello el juez tiene que hacer lo que el niño pide, "sino que su misión es defender los intereses del menor de edad". Asimismo, dijo que no es legal que, por ejemplo, un colegio niegue datos sobre el comportamiento de un hijo o las notas a un padre que no tiene la custodia del menor, como ocurre en algunas ocasiones. Por otro lado, tal y como denunció este periódico hace meses, el Punto de Encuentro del Sur de Tenerife sigue cerrado y afecta a unas 20 familias. Además, ha generado que en el centro de Santa Cruz se haya engordado la lista de espera. El recinto se encontraba en el municipio de Arona y, en los presupuestos generales de Canarias, existe un generoso presupuesto para sacarlo adelante en 2008. Tal y como ha podido saber este periódico, la responsabilidad máxima radica en la Consejería de Presidencia, Justicia y Seguridad del Gobierno canario.

No hay comentarios: